Una Semana Santa que llevamos tanto tiempo esperando

Regresa la Semana Santa a Badajoz, una de las tradiciones más profundas de nuestra ciudad. Esta es una fiesta fundamental por su importancia social, que involucra a numerosos colectivos y que moviliza a muchos de nuestros vecinos. La Semana Santa vertebra la ciudad, con distintas manifestaciones que a lo largo de todo el año se celebran, siempre de manera voluntaria, y que entregan mucho a la ciudad sin pedir nada a cambio.

La riqueza de nuestra Semana Santa reside en su historia, y ésta a su vez en la historia de cada cofradía y hermandad. Sois vosotros, cofrades, nazarenos, costaleros y capataces, los que habéis logrado mantener viva una tradición que seguís trasmitiendo de generación en generación, para que hijos y nietos aprendan a valorar el esfuerzo que supone cada año sacar a la calle unos pasos que son un tesoro patrimonial envidiable para muchas ciudades.

Ha supuesto un enorme esfuerzo recuperar nuestra Semana Santa tras dos años de parón provocado por la pandemia, pero Badajoz se vuelve a vestir de fe, y lo hará en su máximo esplendor. Vivamos estos días con emoción, con alegría y con responsabilidad. Esta es una semana para todos, para creyentes y no creyentes. Imposible no sentirse cautivado. Imposible mantenerse inmune al efecto mágico de unas procesiones y unos ritos que nos cuentan una historia universal a través de los sentidos, a través del olor a incienso, la luz de los cirios, la melodía de una marcha procesional, la voz quebrada de una saeta… y teniendo siempre como telón de fondo las calles históricas de nuestra ciudad.

Gracias a la Asociación de Costaleros y Capataces San José por hacer posible que la Semana Santa vuelva a Badajoz y, entre todos, dejémonos contagiar por la emoción de una celebración que llevamos tanto tiempo esperando y que tanto fervor y hondo sentimiento provoca en nuestros vecinos y visitantes.

Ignacio Gragera Barrera
Alcalde de Badajoz